Partillando poesía

En ocasiones hay fantasmas que nos atormentan, una lucha continua por no caer en el pozo, un esfuerzo por no abandonarnos y seguir adelante aprendiendo de nuevo a disfrutar de “el sol en la cara” para todos aquellos que en algún momento han tenido una “mala sombra” agriando sus horas.


MALA SOMBRA

 Una sombra me atormenta, me persigue
intento esquivarla pero insiste
siempre al acecho, no me abandona
cuando disfruto, de repente asoma
da igual lo que haga
lo que luche o grite
que me rinda o me calle
cualquier excusa le sirve
para presentarse y angustiarme
Mala sombra que me atas
y mi vida lastras,
que mi voluntad frenas
y mi verbo atenazas.
Mala sombra, que quemas
no solo mis entrañas
sino que también abrasas
mis ideas y mi alma.
Oscureces mi futuro,
entristeces mi camino,
ensombreces mi destino.
Mala sombra que me rondas
y me robas alegrías y las ganas,
que me agobias y perturbas
hasta las horas más tranquilas,
desaparece, vete! ¿por qué no marchas?
Mala sombra, fantasma
algún día conseguiré
olvidarte y perderte
algún día lograré… vencerte.
Lucharé, gritaré, pelearé,
jamás me rendiré,
pues algún día, al despertar
ya no estarás,
y volveré a caminar
sin mirar atrás
y volveré a sonreír
sin fingir
y volveré… a vivir.

                                   D.T.L.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s